Inicio /Noticias /Triunfo en Boston de Mateo Flores cumple 64 años
20 abril / 2016
Triunfo en Boston de Mateo Flores cumple 64 años

Hace 64 años el deportista olímpico Doroteo Guamuch Flores mejor conocido como Mateo flores iba entrando a la meta con los brazos extendidos en el maratón de Boston. Esto fue un momento inolvidable para Guatemala.

Mateo Flores dejó marca en el deporte nacional, tomando fama al ganar el Maratón de Boston el 19 de abril de 1,952. “Ese día en Boston Mateo Flores corrió junto a los atletas Guillermo Rojas y Luis H. Velásquez. Llegaron a defender los colores Azul y Blanco y Flores corrió lo más rápido de lo que todos se imaginaron”, apunta Julio César Arreola, en el libro el triunfador de Boston. “En total fueron 190 atletas, pero el guatemalteco se impuso con una de sus mejores marcas 2 horas, 31 minutos, 53 segundos. La gente le apoyo siempre y le gritaba ¡Ya estamos cerca Mateo!. ¡Viva Guatemala!”, resalta el escritor.

El Estadio de la Revolución de Guatemala, situado en la zona 5 en la Ciudad de los Deportes de la Ciudad de Guatemala, fue bautizado como «Estadio Nacional Mateo Flores» por su logro obtenido en Estados Unidos.

Ese mismo año (1952) participó en los Juegos Olímpicos de Helsinki en Finlandia, en donde terminó vigésimo segundo en la maratón.

En los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Colombia 1946 se colgó el oro en el Medio Maratón y en los 10 mil metros planos.

Mateo Flores fue siempre un tenaz corredor, demostrándolo en cada una de las carreras en las que participaba. Su carrera favorita era la tradicional carrera de los barrios Max Tott, con la que entreno para ganar el maratón de Boston, con el que todos lo recordamos.

El exatleta guatemalteco falleció tras una larga enfermedad -males crónicos en el corazón y en los pulmones, el 11 de agosto de 2011.

Fuente: Prensa Libre

 

Mateo Flores

 

Dato curioso:

Guamuch Flores habría tenido que cambiar su nombre a Mateo Flores para competir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1946 en Barranquilla, Colombia. Su apellido paterno, Guamuch, era impresentable para inscribirse en las competencias según las características racistas de la época (Soria, 1999). Sin embargo, Guamuch ha afirmado que la situación no fue así, y que el cambio de nombre se debió a la imprecisión de un cronista deportivo (“Vuelve a Boston como campeón”, 2004).

Galería