Inicio /Noticias /Enfermedad Hepática Alcohólica: Las mujeres son más susceptibles a padecerla 
07 junio / 2017
Enfermedad Hepática Alcohólica: Las mujeres son más susceptibles a padecerla 

La enfermedad hepática alcohólica o también llamada Esteatosis Hepática Alcohólica o Hígado Graso Alcohólico, se refiere al daño físico que sufre el hígado conjuntamente con su funcionamiento, producido por el exceso de consumo de alcohol.

Esta enfermedad aparece luego de varios años de consumo excesivo de alcohol. Cuando nos referimos al consumo excesivo de alcohol, puede interpretarse como el consumo diario o de algunos días como los fines de semana, de cualquier tipo de alcohol. El alcohol es capaz de producir daños a las células del hígado llamados hepatocitos. Cuando éstas células se dañan, el hígado se inflama. Con el consumo prolongado de alcohol, físicamente en el hígado aparecen cicatrices, capaces de alterar el funcionamiento normal del hígado. El aumento de cicatrices puede provocar cirrosis. La cirrosis es la fase final de la enfermedad del hígado provocada por alcohol. El hígado graso por alcohol es una enfermedad muy común y puede prevenirse.

El hígado graso alcohólico, puede no presentarse en todos los que beben licor en exceso. Pero la probabilidad aumenta, según el tiempo y la cantidad que consuma la persona. En algunas personas existe la predisposición de padecerla y no necesitan embriagarse para padecer ésta enfermedad. Es importante mencionar que las mujeres pueden llegar a ser más susceptibles a padecer éste problema respecto de los hombres.

 

Principal

 

Los síntomas se pueden presentar a diferentes niveles del cuerpo, dentro de los cuales encontramos los siguientes:

• Digestivos: dolor e inflamación del abdomen, pérdida del apetito y peso, náuseas, vómitos, boca reseca, mucha sed, sangrado de las venas de las paredes de la parte inferior del esófago.

• Piel: se presenta un color amarillo en mucosas, ojos y piel, o la piel puede verse muy oscura o pálida, venas pequeñas y rojas en forma de araña en la piel, enrojecimiento de las manos y pies y mucha comezón.

• Cerebro y sistema nervioso: problemas con la memoria y estado de ánimo, mareos, desmayos, rigidez y pérdida de sensibilidad en uno de los miembros del cuerpo, especialmente manos, pies, brazos y piernas.

El consumo excesivo de alcohol provoca acumulación de grasa que provoca problemas serios al organismo. La Esteatosis Hepática inducida por alcohol es generalmente reversible, si y solo si se detiene totalmente el consumo de alcohol. Pero si aún y cuando el paciente presenta Esteatosis Hepática y sigue con el consumo excesivo de alcohol, tiene un alto riesgo de desarrollar hepatitis alcohólica, fibrosis, cirrosis hasta llegar a cáncer del hígado.

Estudios indican que si se ingiere alcohol por arriba de los siguientes parámetros, aumenta la posibilidad de desarrollar daño hepático:

• Hombres: 60 ml/día

• Mujeres 20 ml/día.

Sobrepasarse en el consumo de alcohol puede dañar las células del hígado, disminuyendo su capacidad de funcionamiento. Para mayor información, consulte con un profesional de la salud. Laboratorios Donovan Werke cuenta con una extraordinaria alternativa para proteger el hígado de las comidas de fin de año. Se trata de “PRINCIPAL FORTE” que protege al hígado de sustancias dañinas, lo desintoxica para mejorar sus funciones, ayuda a las células del hígado a mejorar la metabolización de grasas y azúcares para procesarlas y transformarlas.

No la pase mal. Tome dos tabletas diarias de “PRÍNCIPAL FORTE”. Encuéntrelo en las principales farmacias del país, para adultos y para niños.

 

Haz click aquí para conocer más de Príncipal Forte

via GIPHY

Galería